sábado, 30 de junio de 2007

Una tarde normal de junio

Un sábado en la tarde, no de marzo ni abril, más bien era de Junio, en la que el sol apenas asomaba por las nubes grises de la capital, me encontré con un extraño querido por sus letras. Encantada toqué un poco más de el, me acerqué a su Coatzacoalcos natal, me presentó dos de sus amigos y me regaló versos de Sabina, Serrano, Escobar y Delgadillo; un poco de Coti le pasé yo y alguno que otro retrato.

Una tarde normal de junio, llegó a mí ese extraño y me abrió su mundo como si hace años nuestros caminos se hubieran topado. Una tarde, unas cuantas horas bastaron para afirmar las palabras que el mismo me ha mostrado:

“Soy vecino de este mundo por un rato y hoy coincide que también tu estás aquí, ¡Coincidencias tan extrañas de la vida!, tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio…¡y Coincidir!”

Un abrazo para aquel que tiene una buhardilla frente al mar.

miércoles, 27 de junio de 2007

"A veces me escapo para creer"


Esa frase de Martica (mi tia) me dejó muchas cosas en que pensar. Lo realmente crítico de la situación es concluir que -cuando nos creemos adultos- nos olvidamos de lo importantes que son:
Las palabras cuando se prometen, los besos cuando se dan, las caricias cuando nacen, los abrazos cuando aprietan, las canciones cuando se dedican, las estrellas fugaces cuando se desea, las miradas cuando se quiere y los recuerdos cuando se sonríe.

A veces me escapo, en puntillas de pies, para creer en lo que alguna vez creí y asombrarme por lo que me erizó la piel, para recordar lo que me hizo feliz y sonreír por la felicidad de quien me amó.

A veces me escapo para soñar lo que soñé hace muchas noches, divertirme con minucias y deleitarme por lo que Dios tan amorosamente creó para mi. Me escapo, tal vez muy frecuentemente, para creer que mi pasado sembró un futuro mejor del que espero.

Me encantaría, aun cuando el tiempo destiemple mi piel, me encorve y no controle mucho más que la respiración en mi cuerpo, escaparme para seguir creyendo, amando y soñando, porque no se debe perder la magia de existir.

PD: Debo los suspiros que me arrebató el mar por la noche y las huellas de un viaje que me hizo soñar.

miércoles, 20 de junio de 2007

La playa que no recuerdo


¡El mar! ¿Hace cuánto no siento el agua salada y la arena en mis pies?, ¿Hace cuánto la luna no veo reflejada en la extensión acuosa?, ¿Hace cuánto el sol de un verano eterno no acaricia mi piel, ya tan blanca? ¡Voy a volver al mar y a la playa por cuatro mágicos días y estoy extasiada!; Voy a escribir, bajo la luna y con la playa enfrente, los versos que en mi cabeza jueguen; voy a sembrar en una botella un poquito de agua salada y de blanca arena, para que crezcan en mi iluminda Bogotá; voy a traer de ese futuro que anhelo al que, por derecho, estará a mi lado hasta que mis arrugas tengan arrugas; voy a escribir en la playa un "te amo" para el amor que no tengo y dibujaré en las estrellas recuerdos que no albergo en mi; voy a soñarte cada noche y a abrazar tu figura, esa que no conozco, pero me gustaría sentir; voy a tocar los trazos que la brisa dibuja al rozar tu rostro; voy a enamorarme de esa visión prematura de nuestro idilio. Voy a volver a la tierra que me engendró, esa tierra que no recuerdo porque el tiempo había recorrido solo tres años en mi vida, esa tierra que por las noches no duerme ni descansa en los días. Aquella playa que no recuerdo espera darme memorias para atesorar.
PD: ¡Cuatro días en Santa Marta!, sé que muchos viajan más alla de nuestras playas colombianas, pero estoy tan ansiosa por volver a ver el mar después de 18 años que dedico esta entrada a esa magia que despertará en mi poesía el sentarme en la playa por la noche, cobijada por el cielo estrellado, la luna como faro y Big Mountain susurrandome al oido "I can see the sunset in your eyes, brown and grey and blue besides clouds are stalking islands in the sun wish I could dry one out of season, but don't hesitate because your love just won't wait...". Umm, ese susurro que quisiera fuera de aquel que, "por derecho, estará a mi lado hasta que mis arrugas tengan arrugas".

jueves, 14 de junio de 2007

Al final de cuentas: ¿Qué es "poesía"?

Bécquer no pudo ser más preciso al definir lo que es poesía...Yo no pude estar más fuera de mi al describirla...

Rima XXI
¿Qué es poesía?,
dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul.
Qué es poesía!
¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.
Gustavo Adolfo Bécquer



Qué es poesía
Palabras escritas por un loco,
frases que poseen oscuros deseos.
Poesía no son tus ojos ni los míos,
poesía no es el viento ni el arco iris.
Poesía son letras
que para algún depresivo
significan algo.
Poesía es un instante de dolor o amor,
Ese que se desvanece
con el andar del tiempo.
Poesía es la madre de los imposibles,
es la idea que te deja escapar
de la locura de tu realidad.
Poesía no es más que las letras necias
que no puedes hablar,
poesía es lo que quisieras escuchar.
Ingrid Fonseca

miércoles, 13 de junio de 2007

Hoy es uno de esos días

Hay días en los que nos sentimos fuertes, como las costas cuando las olas rompen en su cuerpo. Creemos que podemos conquistar el terreno que nuestros pies andan, pues para ese orgullo por sentirnos tan absolutos es tierra virgen. No hay cielo que en su rotación nos detenga ni pensamientos, recuerdos o amores que llenen de lágrimas nuestros ojos; no existen barreras para creer que todo es posible, aun cuando el cielo te grita que eres humano. Amanecer en días en los que te puedes levantar del lado izquierdo de la cama y aun así, conquistar el mundo; pasar por alto todas las señales y entender lo que te quieren decir con más sexto sentido que visión. En esos días en los que el reloj hace más largos los segundos sólo para descubrir una nueva peca en tu rostro que no luce nada mal o un brillo en los ojos que no habías notado. Días en los que queremos cambiar el mundo y nos sentimos super héroes al ayudar a un niño en la calle o a la gente que no tuvo tanta suerte como para amanecer sintiéndose como una montaña mientras el viento la azota.
Hoy es uno de esos días para mí, no hay imposibles para dedicar mis frases y mis canciones, no hay barreras para vivir mis sueños, no hay un lado izquierdo de la cama, no hay un pasado que quiera devolver, sólo existe el hoy. En esos días mi sonrisa es extensa, cálida, soñadora; mis ojos ven todo lo que oculta el alma y mis labios solo están cerrados porque me dan más ganas de escuchar que de hablar; salto y corro, recuerdo las cosas bellas de toda una vida y me siento satisfecha por los días que Dios me ha otorgado.

martes, 5 de junio de 2007

Yo no lo sé de cierto

Yo no lo sé de cierto, pero supongo
que una mujer y un hombre
algún día se quieren,
se van quedando solos poco a poco,
algo en su corazón les dice que están solos,
solos sobre la tierra se penetran,
se van matando el uno al otro.
Todo se hace en silencio.
Como se hace la luz dentro del ojo.
El amor une cuerpos.
En silencio se van llenando el uno al otro.
Cualquier día despiertan, sobre brazos;
piensan entonces que lo saben todo.
Se ven desnudos y lo saben todo.
(Yo no lo sé de cierto. Lo supongo.)
Jaime Sabines