miércoles, 16 de julio de 2008

23 un 22

Hoy estoy trascendental, quizá porque Ale se va a casar, quizá porque comenzaremos nuevas etapas.

No son más que 23 y sentada en mi cama pienso, con la mirada hacia el piso y mis rizos en cascada hacia mi rostro. "Son sólo 23" me digo, sin embargo sucede que extrañamente 23 son muchos, dos decadas más tres años llevo en mi diminuto cuerpo. ¿Qué ha pasado en todo ese tiempo? Muchos han nacido, muchos han muerto.

No me siento vieja, no me siento más madura, no siento que se ha pasado mi vida en vano. Las cosas que he vivido son las que debí vivir, como las debí vivir, cuando las debí vivir...Pero sigo pensando: "Son 23¡¡". Y mis hermanos ya se casaron y yo ya soy lo que alguna vez pensé...ya soy mayor, ya soy "grande".

Quisiera saber qué pasará por mi cabeza cuando sean 24...será esperar hasta el proximo año.